• Connect your Brand

Entender al usuario para enamorarlo

Por: Camila Sánchez, diseñadora social en Connect your brand y amante de Earth, Wind and Fire.


Como diseñadora industrial, una de las actividades que más disfruto dentro del proceso creativo es el contacto con las personas. Saber qué piensan, qué les gusta, cuáles son sus necesidades… Y además de tener un gran interés por conocer las historias de otros, entender la realidad de los demás es crucial para al final, obtener un diseño exitoso.

Activación de marca de Bio.co

Conocer a profundidad a nuestro usuario o cliente es clave. Entre más información tengamos de él, nuestro diseño se adaptará a sus necesidades y esto se verá reflejado en aspectos como el tamaño, la forma, las funciones y la comunicación del mismo. Cuando somos empáticos, logramos entender los dolores y las alegrías que tienen las personas. Transmitiendo esta información a aquello que creemos, el usuario se sentirá satisfecho porque tendrá en su poder un producto centrado en él.


La empatía es aún más importante a la hora de diseñar experiencias. Estas tienen un objetivo más allá de la funcionalidad o de atender una necesidad básica y es transmitir un mensaje que impacte al receptor. Difícilmente, un espectador se conectará con una experiencia, si dentro del proceso de diseño no se tuvo en cuenta aquello que lo motiva, por esta razón, los desarrollos creativos deben comenzar por investigar al usuario, de esta manera, logramos apelar al lado sentimental de quien vive la experiencia.


Y ¿por qué es importante llegar al corazón de las personas? Porque consciente o inconscientemente, los seres humanos somos atraídos por aquello que toca nuestras emociones. El concepto de diseño emocional (Donald Norman, 2005) se centra en ir más allá de lo práctico para crear productos o servicios que se disfruten, generen placer o diversión. Es por esta razón que el diseño de experiencias debe centrarse en impactar emocionalmente a sus usuarios. Las activaciones de marca, los eventos, conciertos, por nombrar algunos son algunos ejemplos que lo logran. Cuando una empresa decide construir estas experiencias para mover las fibras de sus clientes, es más probable que estos se vuelven fieles a la marca, incluso, puede que la usen o compren por el resto de su vida, porque se genera una relación donde más que una transacción, los clientes se convierten en defensores de la marca, teniéndola presente en su día a día.


Con las experiencias se transmite de una forma más clara cuáles son los valores y el propósito del tema central. Por ejemplo, Bio.co, uno de las marcas con las que trabajamos en Connect your Brand, es un emprendimiento que busca generar bienestar para transformar el planeta. Esto lo logra a través de productos de calidad derivados del coco, producidos con un bajo impacto ambiental y además, generando empleo en su comunidad. Realizamos una activación de marca el pasado 28 de julio, nuestro objetivo era dar a conocer los usos cosméticos del aceite de coco y el trabajo que se hacía con la comunidad a través de las oportunidades de trabajo. Este propósito lo definimos basándonos en los comentarios que recibíamos por las redes sociales de diferentes personas que estaban interesadas en esos dos temas en especial.

Ofrecimos en la tienda masajes con el aceite de coco mientras les enseñábamos un video a las personas y les contábamos las historia de San Bernardo del Viento Córdoba, el lugar donde está la planta de producción. Al final, les presentamos a tres de los empleados de Bio.co, les preguntábamos de cuál de ellos querían saber más y les dábamos a conocer su historia a través de un código QR que los dirigía a la página web para que conocieran su historia.


Como ven, con elementos muy sencillos y una pizca de creatividad, logramos generar una experiencia para el usuario que además llegaba al corazón de los visitantes de la tienda cuando finalizábamos con la historia de los empleados. Con un poco de empatía, aquellos a quienes quieras llegar con una experiencia, se conectarán con tu marca.