• Connect your Brand

Del consumidor al prosumidor

Por: Juliana Díaz, fundadora de Connect your Brand


Interactuar con diferentes organizaciones nos ha permitido en Connect your Brand conocer diversas maneras de entender cada negocio. Sin importar el enfoque de cada industria hay una verdad en mercadeo: En el centro de cada diseño de producto, servicio o experiencia siempre debe estar el consumidor, quien ha dejado su papel como comprador para evolucionar a un prosumidor ¿Quién es él?

El término apareció hace algunas décadas más exactamente en 1979 con el libro futurista “la tercera ola”, de Albin Toffler, aduciendo a un tipo de consumidor que quería ser escuchado y al mismo tiempo participar en el proceso de creación de productos o servicios para satisfacer sus necesidades, a la vez que daba su retroalimentación a este.


La evolución acelerada del mundo digital durante los últimos años, ha desarrollado a gran velocidad este perfil de consumidor por facilitar espacios de viralización de su opinión a través de redes sociales, blogs, foros, etc.


Metodologías de lean startup como las que utilizamos en Connect your Brand permiten tener como aliado de los productos y de las estrategias de mercadeo al prosumidor. Prueba de ello es que cada reto se aborda desde la mirada empática de este, de su “dolores” y al tomarlos como punto de partida creamos soluciones efectivas para diseñar nuevos productos, servicios o nuevas experiencias.


Pero el papel del prosumidor no termina ahí. Gracias a que es un círculo virtuoso entre iteración- implementación y mejoramiento; su voz está presente siempre, haciendo indispensable centrarlo en todas las fases del proceso creativo. La implementación de esta estrategia exitosa en nuestros proyectos nos ha traído resultados como:

  • Diseñar mejores soluciones al entender las necesidades de nuestros clientes y de los usuarios finales

  • Darle valor agregado a la marca por medio de la creación de experiencias innovadoras

  • Crear soluciones evolutivas y ágiles que se ajusten a las necesidades de la marca

  • Involucrar y conectar emocionalmente al equipo de la organización que realiza el proyecto con nosotros

  • Ser relevante para los clientes

  • Aumentar las ventas

Hoy más que nunca se hace indispensable poner toda nuestra atención en el prosumidor que ya no se limita en la premisa de que el cliente tiene la razón, sino que debe ser el centro de cualquier táctica de mercadeo que una organización ponga en marcha.