• Connect your Brand

Empaparse de su entorno: Una herramienta para el éxito y el liderazgo

Por: Camila Sánchez, diseñadora industrial, amante del soul, los museos y un buen té.

Como diseñadora industrial, todos los días debo estar aprendiendo ¿De qué? La respuesta es de todo lo que sea posible.


A lo largo de mi carrera en la universidad y vida profesional, he trabajado con diversos proyectos en áreas o industrias muy diversas. Esto trae varios retos, emocionantes e intimidantes, pues más allá del diseño, nunca me encuentro en mi elemento. De hecho, eso es lo interesante de esta profesión, que siempre pasa a jugar como una herramienta clave pero solo si se nutre desde un enfoque en el usuario o el sujeto objetivo.


Ahora, no quiero hablar de cómo el diseño me ha permitido conocer sobre los festivales de Colombia, cómo se hace el bocadillo, cuánto cuesta un metro de kevlar o qué pasa en un trapiche. Quiero compartirles que en todos aquellos proyectos atribuyo gran parte de su éxito, en la disposición de cada equipo en empaparse y salir a entender la realidad. Por eso veo tan significativo el trabajo de campo, las ganas de acercarse a eso con lo que trabajaré.


Muchas veces, dentro de las empresas, los líderes delegan tareas sin comprender realmente el día a día de los integrantes de su equipo y aunque no sea mi propia jefe todavía o no tenga mi empresa, he observado que siempre existen fallas en la comunicación porque no se dimensiona lo que conlleva el trabajo del otro. Cuando todos se unen para lograr un objetivo está implícita la interdependencia que esto conlleva y si no entendemos cuál es el papel de cada uno, se pueden generar fricciones en el flujo de trabajo. En pocas palabras, la empatía en el ámbito laboral y en cualquier ámbito de hecho, es un vehículo para el diálogo, la imaginación, la elaboración de procesos acertados y la excelencia.


Así que, sin importar si usted es diseñador, abogado, ingeniero o periodista; estoy segura de que se convertirá en un recurso aún más valioso para la empresa o proyecto del que sea parte. Primero, siempre poniendo su mirada curiosa en cada tarea que realice, yendo más allá y conectándose con las personas a las que va a impactar. Pero también trayendo esa misma iniciativa a su lugar de trabajo para fusionarse mejor con su equipo.