• Connect your Brand

Competencias, principales aliadas en la construcción del Marketing Personal

Por Claudia Hernández, Coach y consultor organizacional y apasionada por viajar y conocer nuevas culturas


A menudo se tienen diferentes connotaciones de los procesos de venta y del área comercial; no obstante, independiente si nos gusta o no esta área, constantemente estamos inmersos en esta y día tras día salimos al mercado laboral a ofrecer el mejor producto… “Nosotros mismos”. En la mayoría de los casos desconocemos el valor agregado de este producto y por ende su valor diferencial, desconocemos las competencias y habilidades que tenemos, el tipo de retos que debemos desarrollar y nuestras oportunidades de mejora, siendo esto lo que nos convertirá en los principales embajadores de nuestra propia marca y frente a lo cual se desarrollarán los pilares esenciales del “Marketing personal”. De lo contrario, ¿qué podríamos ofrecer?


Es necesario realizar un alto en el camino y reflexionar sobre lo anterior… ¿qué tan conscientes somos de esto?, ¿qué tanto usamos nuestras competencias y habilidades?, ¿con qué frecuencia las mostramos en las diferentes interacciones que sostenemos?... Es así como desde mi experiencia recomiendo que todos los días trabajemos para convertirnos en nuestra mejor versión, y así retarnos para salir de nuestra zona de confort y explotar esas habilidades, no solo para que sirvan a nuestro favor, sino para que se puedan poner al servicio de la sociedad y esa milla extra que tantas organizaciones esperan por parte de sus empleados.


Esa milla extra solo se logra desafiándonos, comprometiéndonos con nosotros mismos para reinventarnos a la luz de nuestro propósito de carrera y de las necesidades de la organización; es solo cuando estamos seguros de nuestra contribución y nuestro valor, cuando podemos ofrecer algo diferencial, por lo tanto es fundamental que confiemos plenamente en nuestras capacidades y nos lo creamos.Solo un vendedor que conoce su producto y sus beneficios, es quien puede realizar una venta exitosa.


¡Por esto la invitación para ser los mejores embajadores de nuestra propia marca es conocer a profundidad nuestros dones y talentos y de esta forma hacerlos brillar, es solo así que estaremos sembrando una sociedad con individuos más empoderados y donde cobra sentido el popular adagio “Ser mejor para servir mejor”!