• Connect your Brand

Cómo la meditación nos ayuda en la vida cotidiana y laboral

Actualizado: 12 de nov de 2019

Por: Stephanie Loh, psicóloga, consultora y terapeuta sistémica, apasionada por descubrir diferentes métodos de meditación.



Casi todos nosotros hemos oído hablar de la meditación y se está volviendo cada vez más popular hoy en día. Es una técnica antigua de percepción consciente y practicada de diferentes maneras. Para nosotros, la meditación se ha dado a conocer principalmente a través de las tradiciones budistas, pero existe en casi todas las culturas y religiones. Así, como en las tradiciones orientales, por ejemplo, en el cristianismo hay también meditación o contemplación.


En la meditación aprendemos a hacer una pausa consciente, a estar quietos, a prestar atención a nuestra respiración y a percibir conscientemente el momento sin evaluación. Se trata de apercibirse de sí mismo en el aquí y ahora. Por supuesto, hay diferentes formas de meditación y hay ciertos objetivos que se pueden perseguir, como dejar ir la ira y el pasado.



¿Cómo puede ayudarnos la meditación?


La meditación nos brinda una forma muy simple de calmar nuestras mentes y alejarnos de nosotros mismos o de los acontecimientos que nos rodean, mirarlos desde diferentes perspectivas y reaccionar con calma ante situaciones estresantes. Somos capaces de pensar, expresarnos y actuar más claramente en situaciones cotidianas, así como en nuestra vida laboral y, por lo tanto, podemos trabajar de manera más efectiva.


Al entrenar nuestra mente para ser más conscientes, podemos también percibir las cosas pequeñas y bellas de la vida que normalmente nos están ocultas por el estrés de la vida cotidiana, y así podemos apreciarlas y alegrarnos por ello. Cuando nos sentimos bien, somos más amables con la gente a nuestro alrededor como nuestros colegas en el trabajo. Los apreciamos más y nos comunicamos cada vez más asertivamente con ellos.

La meditación es una de las claves para la positividad, la creatividad, la paz interior, el poder y entusiasmo por la vida así como la vida laboral.


Hoy en día, ya hay algunos estudios que han demostrado que la densidad de las células nerviosas aumenta en aquellas áreas de la corteza cerebral que son importantes para los procesos cognitivos y emocionales así como para el bienestar. Además, los procesos que son responsables de enfocar y controlar la propia atención están influenciados positivamente. El rendimiento de la memoria, así como la concentración también se incrementan. Esto ralentiza el proceso de envejecimiento de nuestro cerebro.



Y lo bueno es que es accesible para todos nosotros.


Comencé con un minuto de meditación por la mañana, ya que me resultaba muy difícil no pensar en las cosas que todavía tengo que hacer. Luego extendí este período paulatinamente. Después de 6 meses pude quedarme quieta durante 40 minutos, dejar de pensar en las tareas diarias y concentrarme en mi cuerpo y mi conciencia. He comenzado mi día de manera diferente, me he vuelto más consciente, más positiva, más feliz y he sido capaz de mantener mi concentración, enfocada en mi trabajo diario.


Si yo hice eso, ustedes también pueden hacerlo. Por lo tanto, los invito a empezar con la meditación, ya sea solo un minuto o más.


“Pasa tiempo contigo mismo todos los días” - Dalai Lama