• connectyb

¿Cómo crear un blog corporativo? 6 tips para triunfar

Por: Anyela Lara, creative intern de Connect your Brand y estudiante de mercadeo y publicidad, interesada por la psicología humana.


Continuamente deberías estar buscando la manera de favorecer tu empresa en distintos aspectos y hoy, podrás profundizar un poco más en un elemento relevante que hace parte del mundo del marketing digital, del cual tu negocio no puede quedar fuera.


Me refiero al canal que hoy estoy usando para comunicarme con ustedes, un blog corporativo, de hecho, crear uno y posicionarlo no es una tarea simple, pues se requiere de constancia y estar innovando frecuentemente para entregarle contenido de valor a tu público objetivo. Por esta razón, en este artículo conocerás los beneficios de tener un blog y así mismo, te daré algunos tips clave para que tengas en cuenta y no mueras en el intento.


© Pixabay


Principales ventajas de contar con un blog en tu empresa:

  • Es una herramienta que le brinda mayor visibilidad a tu marca

  • Aumenta tu tasa de conversión leads, transformando a tus lectores en clientes potenciales y posteriormente, en reales

  • Genera credibilidad en tus usuarios y de igual forma, los fideliza

  • Puedes aprovechar los escritos de tu blog a fin de promocionar tus propios productos y/o servicios

  • Incrementa tu base de datos permitiéndote recopilar información sobre tus usuarios gracias a la suscripción del Newsletter

  • No es costoso a nivel económico, actualmente existen diferentes herramientas gratuitas, como Blogger o Overblog, que te pueden ayudar a desarrollar tu blog con éxito

Ahora que sabes los beneficios más importantes de poseer un blog, ¿por qué no crear uno?


© Pexels


A continuación, te compartiré algunas recomendaciones para facilitarte esta tarea y que ya no haya excusa y empieces a escribir hoy mismo.


Tips para tener tu propio blog:


1. Establece tus objetivos

Un blog corporativo posibilita el cumplimiento de varios fines como por ejemplo: Generar más ventas, crear una comunidad, generar tráfico en tu página web, entre otros. Por eso, debes determinar qué es lo que quieres lograr y así, enfocar tus esfuerzos en ese camino.


2. Define tu target

Si no conoces los aspectos demográficos, psicográficos, gustos o el comportamiento de las personas que quieres atraer, ¿cómo lo vas a hacer? Actualmente cuentas con una gran parte de esta información en libros y en internet, para segmentar el mercado, estudiarlo y por último, entregarle contenido de valor.


3. Diseña tu estrategia SEO

El SEO te ayuda a posicionar tu blog en los buscadores, lo que quiere decir que a las personas les aparecerá tu contenido en los primeros lugares de la lista en los motores de búsqueda. Esto es marketing digital orgánico y es fundamental para generar alcance en tu proyecto. Puedes emplear herramientas como Google Keyword Planner o Semrush.


4. Aplica diferentes técnicas de escritura

No aburras a tus lectores, emplea recursos visuales, audiovisuales y/o animaciones. También resalta frases y palabras importantes, redacta los títulos de manera atractiva.

Recuerda: La idea es evitar que tus artículos tengan una lectura tediosa. ¡Pon a prueba tu creatividad!


5. Apóyate de un Newsletter

De esta manera aumentarás continuamente tu base de datos y tendrás recopilada la información de tus usuarios que te permitirá mantenerte en contacto con ellos e incluso segmentarlos.


6. Sé constante

Esto es fundamental, debido a que tu blog no se va a posicionar de la noche a la mañana. La perseverancia es voluntad y determinación de hacer las cosas y en esta ocasión, será en beneficio de tu propia empresa, así que ¡No te detengas hasta conseguirlo!


© Unsplash


En conclusión, crear un blog corporativo tiene numerosos pros para tu empresa y es algo que se puede alcanzar sin mucho dinero. También es una forma ingeniosa de ofrecerle contenido a tu público objetivo y una oportunidad de obtener más clientes además de otros beneficios para tu negocio, entonces, ahora que sabes todo esto y tienes tips para hacer que funcione ¿qué estás esperando para tener uno?