• Connect your Brand

Adaptación al cambio, la enseñanza del Coronavirus

Actualizado: ago 24

Escrito por Juliana Díaz, Fundadora y Networker & Doer en Connect your Brand


Para nadie ha sido fácil esta pandemia del COVID-19, un tiempo retador que ha cambiado nuestras rutinas personales y profesionales llevándonos en varias ocasiones a ser vulnerables, no únicamente con nuestra salud.


Al cierre de este artículo el PIB de Colombia había caído un 15,7% en el segundo trimestre de 2020. Y no es para menos, hemos tenido un confinamiento excesivamente largo: 5 meses. Cualquier economía se debilita ante este escenario.



Para quienes tenemos empresas la pandemia ha sido una de las pruebas de fuego más duras, sino la más difícil, pese a que creo, modestia aparte, que nosotros los emprendedores fuimos los más preparados para hacerle frente al COVID-19. En nuestro día a día siempre ha estado la incertidumbre, la presión de facturar mes a mes y de estar siempre vigentes con nuestros servicios según las exigencias del mercado. Sin embargo en momentos donde toda la economía está golpeada el reto es aún más difícil, sobretodo en un contexto de País donde adolecemos del apoyo del Gobierno con ayudas para contrarrestar este impacto negativo. Han sido días donde hemos tenido que echar mano de nuestra creatividad, genialidad, empatía, colaboración y sobretodo de nuestra resiliencia.


La vida nos cambió con el COVID-19. Nos lanzó a cambios drásticos sin previo aviso, nos obligó a implementar nuestra estrategia de transformación digital a las malas. Lo que ni el CEO ni el CTO ni la Junta Directiva habían logrado, lo hizo esta pandemia en tiempo récord. Hoy vemos empresas ultra conservadoras y resistentes al cambio trabajando desde casa, aprendiendo a la fuerza a manejar nuevas herramientas, no por convicción sino por necesidad, para mitigar el analfabetismo digital. Ni qué decir de poner a prueba nuestra propuesta de valor. Todo aquello que realizábamos de manera presencial lo tuvimos que deconstruir para inventar la manera de hacerlo virtualmente.


Para mí todo esto se resume en una gran enseñanza y es nuestra capacidad de adaptación a lo único constante en la vida: El cambio. Todos los seres humanos somos resistentes a él y es normal porque ¿a quién le gusta que lo saquen de su zona de confort? Podemos llamarlo un mal necesario, yo diría que es más algo indispensable para transformarnos y crear una mejor versión de nosotros y de nuestros negocios.


Quisiera compartir un caso que me ha llamado la atención: Airbnb y Blockbuster. Si bien un poco más de 10 años Blockbuster tuvo que cerrar sus más de 9.000 locales en el mundo, a causa de la acogida en el mercado de los contenidos de streaming como Netflix; desde hace más de 16 años queda la última tienda de esta cadena de alquiler de videos en Oregon- Estados Unidos. Su gerente, Sandi Harding, una mujer que claramente tiene desarrollada su competencia de adaptación al cambio la convirtió en un destino turístico de la ciudad. Hoy en medio de la pandemia, y de la mano de Airbnb decidió abrir sus puertas a los vecinos para realizar una gran pijamada llena de cine y recuerdos. Las personas podrán separar alguna de las tres noches que estarán disponibles para realizar sus pijamadas, el 18, 19 y 20 de septiembre. El precio será de un valor simbólico de 4 dólares, es decir, lo que costaba alquilar una película en su momento. Así mismo, los huéspedes contarán con camas, VHS, consolas retro, una gran variedad de películas y de comida popular al inicio de la década de los 2000 ¿qué mejor que vender una propuesta de valor retro en tiempos donde la tecnología nos tiene cansados y abrumados?


Adaptarnos al cambio es la única salida para enfrentar retos como el COVID-19. Y este cambio en este momento puede entenderse como volver a lo retro, a las raíces, a desconectarnos y a recuperar la magia de lo que hoy nos parece un sueño: Estar cerca del otro sin miedo al contagio, pero ¿Cómo lo podemos hacer? La respuesta la tiene usted solo confíe en su ingenio y creatividad para encontrar la solución disruptiva...Y si necesita una mano en Connect your Brand con gusto se la damos.